Actualidad

Fuera spoiler, por Jose Ajero

Green, ¿será suficiente ayuda para los Warriors?

A ver, a ver…. Sois muchos nuevos en esto del basket? No lo creo. Porque aunque lo fuerais, tendríais algo de referencia de otros deportes. Seguro. Y en todos, pasa más o menos lo mismo. Una lesión y se va todo por la taza del WC. No sé, el fútbol al final son más jugadores, pero las sensaciones son las mismas, falla uno. Y las posibilidades se reducen matemática y literalmente.

Así que mira, a ver qué hacemos con los Warriors. La llegada de Kevin Durant nos adelantó el final de la temporada. Creíamos que ya había final y que lo único que hacía KD era facilitar el resultado al final de junio.

Todos lo hemos llegado a pensar. Desde los fans a los más profesionales. Cayendo en el error de obviar el juego y lo que supone. Supone entre otras cosas, que un partido que juegas delante de tu familia y amigos –Durant es nacido y crecido en Washington-, un compañero con la cabeza gorda, te cae en la rodilla. Mal gesto, cojeas y tiembla el mundo.

Las rodillas son ese gran desconocido, ese gran problema en el basket, que hace que cada susto tenga consecuencia menos de tres semanas. Los Warriors adaptados a KD han perdido alegría durante la temporada y ahora, también se dejan en el camino a Durant. Y lo peor, no sabemos para cuándo.

Dicen que en un mes le miran otra vez, a ver si hay mejora. Y claro, cuando todo el diagnóstico es tan difuso, la duda surge. ¿Nos están diciendo que no volverá? ¿Es todo lo contrario y esperan que llegue? ¿Hay vida lejos de la tierra?

Una serie de preguntas lógicas que aparecen como digo en la falta del rigor del diagnóstico y en los repetidos juegos psicológicos que encierra el deporte profesional. Por las mismas, empieza a aparecer nuestro propio juego de cabeza. Y es que los dos resultados más directos tras la lesión son dos derrotas en el Este contra equipos a los que deben ganar. Por gallos que sean, Warriors tienen nivel superior a Bulls y Wizards. Punto.

Pero lejos de la derrota, que no es un drama, queda la sensación de desamparo y poca brújula de un equipo exuberante meses atrás.

Y encima, claro, al otro lado del país, Cleveland se regodea. Son felices, han fichado a Korver, Deron Williams y Andrew Bogut, tres tíos infinitamente peores que Durant, pero con concepto de pieza de equipo insuperable.

Simplemente, pensadlo. La competición cambia todo de un día a su noche. Rápido. Ahora dónde está el dinero? A lo mejor vuelve a estar en los Warriors porque ya no son tan favoritos. O a lo mejor sí…

¡NBA! Sigue los consejos de nuestro experto NBA, Jose Ajero. Pincha AQUÍ y regístrate YA con el código WANACRACK.

Comentarios
Arriba

Uso de cookies

¡Eh, un momento!. Esto te interesa: en el blog de Wanabet utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si sigues navegando, nos das tu consentimiento para aceptar las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Entra en este enlace si quieres más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies