Fútbol

Stamford Bridge amenaza el buen arranque del Liverpool

Chelsea vs Liverpool Premier League
Salah y Victor Moses pujan por el balón en un Chelsea vs Liverpool de la pasada temporada. | Foto: EFE

La Premier League nos deja para este fin de semana uno de los partidos del fin de semana, sino el más importante junto al derbi madrileño de LaLiga Santander. Chelsea y Liverpool se vuelven a ver las caras en el feudo de los blues para buscar el liderato en el campeonato inglés. Los de Klopp son los que lo ocupan después de un arranque inmaculado, pero el combinado de Sarri no está lejos y además llega después de eliminarles en la Carabao Cup. Cuentas pendientes en una rivalidad que no es de las más clásicas, pero que de inocente tiene poco.

¿Quién se llevará este duelo? Pueden ser los locales (cuota 2.80), pueden cobrar venganza los visitantes (cuota 2.50) o se puede producir el empate (cuota 3.55).

HAZARD ASALTÓ ANFIELD

El fútbol tiene estas cosas extrañas que se repiten una y otra vez en todos los países. Equipos que se ven las caras en competición copera se ven también en la liga tan solo unos días después. Esto tiene un hándicap y es que el factor sorpresa se pierde y desde luego que el Chelsea ejecutó el suyo el miércoles. El Liverpool tenía más que controlado el choque de dieciseisavos de Carabao Cup, gracias a un tanto de Sturridge, e iba camino de su sexta victoria consecutiva como local y la undécima tanto en casa como fuera. Entonces apareció primero Emerson y luego Hazard, con una jugada portentosa, para remontar y dejar al feudo red con un palmo de narices.

De esa forma el conjunto de Sarri se adjudicaba su noveno partido seguido sin caer derrotado y la segunda victoria consecutiva sobre su rival. Un rival sobre el que ha vencido siete veces en las últimas 20 ocasiones en las que se han enfrentado, por cinco de su rival. Eso deja un total de 8 empates, quizá el resultado más plausible en estas últimas campañas. Además, en Stamford Bridge los números son parecidos: 8 victorias azulonas, 6 rojillas y 6 empates en los últimos 20 duelos. Unos datos que toman aun más relevancia si observamos que el Liverpool es el líder de la competición doméstica con 6 de 6 y 18 puntos, y que le siguen de cerca City y el propio Chelsea a dos puntos.

Hazard no fue titular el pasado miércoles, pero sin duda que lo será este sábado. Más dudas tiene Sarri en su defensa; Rüdiger es duda por una lesión en la ingle que sufrió ante el West Ham y aun se desconoce si podrá estar junto a David Luiz; Christensen también es duda por un golpe sufrido en el partido de Anfield y en caso de que no esté Cahill podría sustituirle en la banqueta. Ya en la parte de arriba Pedro es duda por una lesión en el hombro y Loftus-Cheek no podrá llegar por problemas en el pie. Giroud apunta a titular por delante de Morata.

Para Klopp la única y vital preocupación es la de Van Dijk. El holandés se hizo daño en una costilla en el pasado duelo ante el Southampton y entre semana no pudo tener minutos en el centro de la defensa. Entre Matip y Lovren le han cubierto bien el puesto en los enfrentamientos en los que ha estado ausente, pero para el técnico alemán es una pieza fundamental y lo quiere en el once. Un once al que volverán Keita y Henderson.

UNA RIVALIDAD QUE AFLORA

Los duelos entre Chelsea y Liverpool nunca han entrañado una de las mayores rivalidades de la historia de Inglaterra, pero se puede considerar como un pique moderno entre dos conjuntos que se han visto las caras muchas veces y en muchas citas importantes. Todo tenía que empezar con una figura destacada y ese no podía ser otro que José Mourinho. El portugués compartió unos acalorados años junto a Rafa Benítez en los banquillos de Londres. De hecho, hizo varios desprecios a la afición red en varios partidos, aunque la razón fundamental del conflicto fuera deportiva.

Las dos canteras se enfrentaron durante las décadas posteriores a los años 2000 por ver quien era capaz de crear más talento. A eso se le unió unas campañas de Champions League en las que el Chelsea le dijo adiós al Liverpool en semifinales y viceversa, con una eliminación blue que a la postre significaría la llegada de la orejona a las vitrinas rojillas. Copas de la Liga y alguna Premier. Demasiados antecedentes para que los aficionados no crearan fricciones los unos contra los otros.

Los dos se tienen ganas y ahora Sarri y Klopp son los máximos representantes de esa rivalidad. Una rivalidad táctica y futbolística, basada en la implantación de un estilo de juego que perdure. ¿Chelsea o Liverpool? He ahí la cuestión.

¿Partido igualado y con pocos goles, por ejemplo menos de 2.5 (cuota 2.28)? ¿Duelo loco con los dos anotando en el primer tiempo (cuota 3.25)? Quizá un número alto de tarjetas como más de 4 (cuota 2.23). Cuotas muy interesantes si realizas tu apuesta desde ya.

 

Comentarios
Arriba

Uso de cookies

¡Eh, un momento!. Esto te interesa: en el blog de Wanabet utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si sigues navegando, nos das tu consentimiento para aceptar las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Entra en este enlace si quieres más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies