Actualidad

Froome contra todo y contra todos en este Tour de Francia 2018

Chris Froome Tour de Francia
Chris Froome, en una etapa de la pasada edición del Tour de Francia, con su equipo, Sky. | Foto: EFE

Ya era el rival por excelencia antes de que empezara la carrera, sobre todo por habérsela adjudicado en las últimas tres campañas con una autoridad casi insultante, pero a Chris Froome se le han vuelto más cosas en contra en estas últimas semanas. Con toda la presión tendrá que lidiar para volver a triunfar en París y afianzarse como el único corredor de los últimos años que después de ganar el Giro también ha sido capaz de subir al puesto más alto del podio galo. Nada es imposible para el del Sky, pero los rivales acechan.

UN REY DEL QUE AHORA TODOS DUDAN

La sombra de la sospecha acecha sobre el deportista nacido en Kenia. En la pasada Vuelta a España hizo una magnífica exhibición para acabar adjudicándose la carrera, pero apenas tres meses después salía a la opinión pública el bombazo. Froome había dado positivo en un control. Doblaba la tasa permitida de una sustancia llamada salbutamol, que no está considerada como ilegal. Sin embargo, su uso masivo está restringido y tuvo que declarar para intentar limpiar su imagen.

A solo cinco días de que arranque el Tour de Francia y tras haberse adjudicado el Giro de Italia, la UCI anunció que no sancionaría al inglés, ya que sus argumentos fueron válidos para demostrar su inocencia. Una inocencia que no le ha servido al público del Tour, siempre muy exigente. En la presentación oficial de los equipos que competirán en la carrera, Chris fue abucheado por el público. Tanto que ni si quiera se escucharon bien sus palabras cuando el presentador le hizo una serie de preguntas. Los pitos fueron constantes y el ambiente estaba bastante caliente.

No solo contra el público y las amenazas de que algún forofo se pueda lanzar a dificultarle alguna etapa tiene que luchar el británico. También contra la historia. Desde el español Miguel Induráin, de 1991 a 1994, ningún corredor ha conseguido acumular cuatro ediciones consecutivas de la ronda francesa con victoria. Induráin sumó también el de 1995, pero son palabras mayores. Además, nadie desde 1998 ha sido capaz de conseguir sendas victorias en el Giro y en el Tour de la misma temporada. El nivel es grande y los tiempos de recuperación están muy ajustados. Pero si alguien puede conseguirlo es Froome.

Sus compañeros tampoco le han ayudado, ya que algunas de las caras visibles del pelotón han asegurado que tiene lo que se merece. Incluso alguno de ellos ha llegado a bromear con no acercarse mucho al del equipo Sky por lo que pueda pasar durante la competición. Declaraciones que no han sentado muy bien en el seno del actual ganador.

LOS RIVALES TAMBIÉN CUENTAN

Pero de lo que más pendiente debe estar Froome es del resto de ciclistas que pueden hacerle pagar el esfuerzo de otras carreras. El mayor de todo podría ser el italiano Vincenzo Nibali, que se ha preparado a conciencia para la ocasión. Se ha estado reservando para llegar fuerte en estos meses y no ha participado en ninguna carrera de las más importantes. Además, fue el único capaz de acabar con la hegemonía de Froome en 2014; una hegemonía que había empezado en 2013 y que se mantiene hasta nuestros días.

Otros a tener en cuenta son Nairo Quintana y Romain Bardet. El francés vuelve a ser la esperanza para que un ciclista de la tierra vuelva a ganar. El último en hacerlo fue Bernard Hinault hace ya 33 años. Bardet fue tercero el año pasado y segundo en 2016, al revés que el colombiano de Movistar; fue segundo la pasada campaña y tercero en 2016. Ambos llegan con buenas sensaciones y con ganas de dar por fin lo mejor de ellos para liderar la carrera.

En un segundo plano quedan otros corredores como Rigoberto Urán o Geraint Thomas, éste último perteneciente al equipo del propio británico. Es decir, que incluso en su propia casa tiene rivales de entidad Froome. La esperanza española recae en Alejandro Valverde, pero sobre todo en Mikel Landa. A un solo segundo se quedó el vasco del podio en la pasada campaña, además estando en el equipo del ganador de la prueba. Conoce todo sobre Chris y lo utilizará para ayudar a Quintana en Movistar y si este no da la talla dar un paso adelante él.

Tras las tres primeras etapas, Froome ha recuperado la desventaja que tenía con Valverde, Nibali, Bardet o Thomas, mientras que la diferencia de Nairo Quintana con ellos se va a más de un minuto. Van Avermaet lidera la prueba, aunque será efímero. ¿Quién crees que se adjudicará la carrera? Regístrate ya y apuesta por los favoritos: Froome (cuota 2.60), Nibali (cuota 13.00), Bardet (cuota 16.00), Thomas (cuota 12.00), Valverde (cuota 29.00), Urán (cuota 18.00), Quintana (cuota 19.00) o Landa (cuota 11.00).

 

¿Conoces ya nuestra nuevo Bono de Bienvenida? Ahora, si te registras en Wanabet, te regalamos 12 euros sin necesidad de depositar. No lo dudes y consulta nuestras condiciones.

Comentarios
Arriba

Uso de cookies

¡Eh, un momento!. Esto te interesa: en el blog de Wanabet utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si sigues navegando, nos das tu consentimiento para aceptar las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Entra en este enlace si quieres más información.

ACEPTAR