Baloncesto

El Movistar Estudiantes no quiere sorpresas en la segunda ronda de la Champions FIBA

Movistar Estudiantes Champions FIBA

El Movistar Estudiantes accedió este sábado a la segunda ronda de clasificación de la Champions League de la FIBA a pesar de caer derrotado en el partido de vuelta ante el Norrköping Dolphins sueco por un ajustado 69-71. El equipo madrileño afrontó el choque con la renta que le proporcionó la victoria lograda en el partido de ida en Suecia por 12 tantos de margen (62-74). Y se limitó a evitar sorpresas. El siguiente rival será el Polski Torun polaco, jugándose la ida en Polonia este martes a las 19:00; y la vuelta el jueves en el Pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz (20:30).

Volviendo al partido jugado este sábado, el equipo de Josep María Berrocal dejó bastantes sombras. Ante un rival aparentemente inferior, que bien cuenta con un gran jugador como Mikael Lindquist, sufrió y sudó para llevarse la ronda. Ganó el primer duelo tras una gran remontada y un buen último cuarto, mientras que en este segundo le valió con mantener a raya a los escandinavos.

El guión de salida fue muy parecido a la ida en Norrköping. Los Dolphins se lanzaron sin nada que perder ante un conjunto colegial cómodo y confiado con esos doce puntos de renta que se trajeron de Suecia. Con los primeros latigazos de Lindquist, fueron marcando distancias. Del 4-2 al 6-13 pasaron apenas tres minutos. Además, la solución Arteaga del primer día se diluyó al cargarse de faltas en dos acciones casi idénticas e innecesarias al puntear sendos tiros exteriores.

Hakanson, el base de los suecos, supo cogerle el ritmo al encuentro. Estuvo más suelto que Cook sobre la pista, mientras que Jankovic sostenía con sus acciones al Movistar Estudiantes. Oro puro este jugador para un conjunto que no se acordaba de lo que era tener un pívot de esas características. Llegó al descanso con ocho puntos y un solo fallo, al final, 15 y tres errores, pero con un lunar: los tiros libres (1/7). El pívot situó el 17-18 antes de comenzar un segundo cuarto que fue un toma y daca de Suton, que acabó con 15 puntos y 7 rebotes, y del mejor jugador de los suecos, Lindquist. El ala-pívot abrió el periodo y lo cerró. Logró 11 tantos (3 de 6 en triples) solo en ese tiempo, mientras que el sueco estaba en un momento de forma excepcional: 18 puntos (3 de 3 desde el perímetro) y 16 de valoración en 14 minutos.

La renta estaba controlada con solo veinte minutos por delante. El Estudiantes jugó con el tiempo y se mantuvo en todo momento a distancia segura, entre dos y cinco puntos de desventaja. Es decir, no dejó que los Dolphins se escapasen en el marcador, pero tampoco conseguían controlar el partido. El conjunto sueco se resistía a abandonar con Lindquist de protagonista. Berrocal lo utilizó todo para intentar pararle: Clavell, que anotó 12 puntos, y luego Brizuela antes de la salida del canterano Sola. El cañonero sueco (25 puntos -4 de 6 en triples- y 20 de valoración) perdió sus energías en el último cuarto y los colegiales pudieron disfrutar de cierta calma antes de pensar en la nueva tormenta que se avecina este martes por Torun, Polonia.

 

Comentarios
Arriba

Uso de cookies

¡Eh, un momento!. Esto te interesa: en el blog de Wanabet utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si sigues navegando, nos das tu consentimiento para aceptar las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Entra en este enlace si quieres más información.

ACEPTAR